Caracoles en caldo

Los caracoles en caldo es una de esas recetas que más se sirven en entretiempo. Nosotros hemos pensado que la especie Helix Aspersa es muy valida para la receta.

Caracoles en Caldo

Para hacer los caracoles en caldo puedes utilizar los caracoles comunes vivos que vendemos en mallas o los caracoles al natural que vienen en bote, Aunque los caracoles vivos en malla vienen seleccionados y purgados, vamos a tener que limpiarlos un poco primero. Solo es necesario dar 2-3 aguas tibias para retirar la tierra que pueda tener el molusco, nunca utilizar sal, vinagre u otra sustancia para el lavado.

Caracoles Helix Aspersa

¡Venga! Vamos a cocinar.

Ingredientes:

Para 4 Personas

  • 1 Kg. de Caracoles vivos o al natural.
  • 2 Hojas de Laurel.
  • Comino, pimienta negra, 2 guindillas y cilantro o especias para caracoles (en Mercadona).
  • 1 Ramita de Hierbabuena.
  • Sal.

Preparación de los caracoles en caldo:

  1. En una cacerola debes poner 1 litro y medio de agua, añadiendo la ramita de hierbabuena, una o dos cucharadas de especias para caracoles y un poco de sal.
  2. Las especias para caracoles generalmente contienen comino, pimienta negra guindillas y cilantro. En el caso de que quieras hacerlo casera, utiliza una cucharada de comino, una cucharada de pimienta negra en grano, dos guindillas y dos cucharadas de cilantro seco.
  3. Déjalo cocinando durante 30 minutos y posteriormente debes colar el caldo separándolo así de las especias y la hierbabuena. En el caso de que no quieras colarlo, debes meter las especias en una gasa doble con un nudo para que no se salgan.
  4. Pon de nuevo el caldo en la cacerola una vez que lo hayas colado y añade los caracoles que ya habías limpiado y cocina todo durante 10 minutos.
  5. Sírvelo en un vaso o cuenco calientes y bien cubiertos con el caldo. ¡Ahora ya puedes disfrutar de tus caracoles en caldo!

Puedes consultar también la receta de arroz con caracoles o caracoles encebollados con pimentón. ¡Nos vemos por las redes para compartir más recetas!

 

Arroz con caracoles

¿A quién no le apetece un buen arroz con caracoles en esta época? La tradición valenciana de los arroces deja un lugar para los caracoles. Este alimento tiene una gran cantidad de variantes y como es tradición en la región valenciana, encaja con platos como el arroz.

Ingredientes:

  • 400 gramos de arroz La Fallera
  • 1 cebolleta
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • 50 caracoles Natuco al natural
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • Agua, sal y perejil

Preparación del arroz con caracoles:

  1. Para hacer el caldo, usaremos el puerro, la zanahoria y la cebolleta. Pelamos todo y lo troceamos. Después los ponemos a cocer en una cazuela con agua, sal y perejil durante unos 20-25 minutos.
  2. Ponemos en una sartén un chorrito de aceite y la dejamos calentar. Cuando el aceite esté caliente añadimos el ajo y el pimiento rojo y verde hasta que se dore todo.
  3. Cuando esté todo dorado, añadimos el tomate. Una vez hecho el sofrito, añadimos el arroz (1 vaso y medio para 4 personas) y removemos todo. Seguidamente, echamos el caldo que hemos obtenido anteriormente (2 vasos por cada vaso de arroz).
  4. Durante los primeros 5 minutos vamos a cocer a fuego fuerte. Pasados esos 5 minutos, bajaremos el fuego a temperatura media durante 10 minutos aproximadamente. Los últimos 5 minutos, a fuego muy lento. Por lo que, en total tardamos unos 18 minutos de cocción para dejar el arroz en su punto perfecto.
  5. Para terminar, se recomienda dejar reposar sin tapa 5 minutos antes de servir para que los sabores se asienten y el arroz quede en su punto. ¡Ya tenemos nuestro arroz con caracoles!

¿Seco, meloso o caldoso?

Los platos de arroz generalmente se adaptan a todos los gustos. A parte de que puedes añadirle cualquier ingrediente como carne, pescado o hacer un arroz con caracoles, también puedes hacer el arroz seco, meloso o caldoso. Lo único es elegir un arroz apropiado para cada forma de hacer el arroz.

Si te has quedado con ganas de probar el arroz con caracoles, ¡compra ahora tus caracoles y ponte manos a la obra!

Caracoles a la Gormanda. La cocinera de Bétulo.

Con los caracoles no hay término medio, o encantan o todo lo contrario. A veces gustan, pero su preparación con nuestra falta de tiempo nos echa para atrás, aunque si nos los dan ya cocidos la cosa cambia, podemos prepararlos de distintas maneras. Casi siempre los hago con salsa picante o con arroz. Tenía ganas de probar esta receta, que por cierto, no he sabido encontrar de donde proviene el nombre, aunque por su etimología bien podría significar “persona a la que le gusta comer bien”.

Recuerdo de pequeña recoger caracoles cuando llovía, tenerlos días en ayunas y tener que limpiarlos muy bien para acabar cociéndolos en vivo, intentando escaparse de la olla. Ese paso hoy en día me lo ahorro. Natuco lo hace por mi, de todos modos también tienen caracoles vivos o con la salsa incluida por si los preferís así. Es una granja que se dedica a la cría de caracoles ecológicos (con varios certificados) y su distribución, está situada en la provincia de Guadalajara y podéis comprarlos en su tienda on line para disfrutarlos en casa. Muy práctico.

La mayoría de recetas que encontré eran muy parecidas, me quedé con la de Blog de cuina de la Dolorss porque la conozco y sé que sus recetas salen bien.

INGREDIENTES: (4 personas)

  • 2 botes de caracoles al natural de Natuco (390 grs. c/u peso escurrido)
  • 50 grs. de panceta de cerdo
  • 5 o 6 ajos
  • sal
  • pimienta negra molida
  • 1/2 cucharada de harina
  • unas gotas de Tabasco
  • tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • aceite de oliva virgen extra
  • all-i-oli casero

PREPARACIÓN:

Escurrimos los caracoles.

En una cazuela con un poco de aceite doramos la panceta cortada en daditos, añadimos el laurel y los ajos pelados y ligeramente chafados, un poco de tomillo y los caracoles.

Cocemos a fuego medio 10 minutos removiendo de vez en cuando.

Salamos ligeramente y espolvoreamos con la pimienta, vertemos unas gotas de Tabasco. Mezclamos y cocinamos un par de minutos.

Añadimos la harina y removemos sin parar entre 3 y 5 minutos. Han de quedar secos.

Servimos acompañados de all-i-oli casero o comprado.

Caracoles vivos, caracol natural y caracol con salsa de la abuela. ¿Conoces todo lo que podemos ofrecerte?

Caracol en salsa

Desde Caracoles Natuco somos especialistas en el engorde y la distribución del caracol vivo, convertido en una de nuestras señas de identidad. En nuestra granja ecológica, inscrita en el REGA, nos dedicamos a diferentes productos. Todos ellos asentados sobre las bases de ofrecer a nuestros clientes la mejor experiencia de usuario posible.

Como sabes, Caracoles Natuco surge tras una tradición familiar que ha estado dedicada al diseño de este proyecto innovador. Con el objetivo de hacer viable tanto el desarrollo profesional de nuestra tierra como de nuestro propio pueblo. Y, para ello, no existe mejor fórmula que la especialización en nuestra gran opción: el caracol vivo. No obstante, disponemos de otros productos: como es el caso del caracol natural y el caracol con salsa de la abuela. A continuación, todo lo que debes saber.

Caracoles Salsa de la Abuela, ¿los conoces?

Los Caracoles Salsa de la Abuela son una de nuestras principales señas de identidad. Con el objetivo de poder ofrecer a todos nuestros clientes el mejor sabor y la mejor textura, conviene saber que la alimentación que aportamos a todos los animales es estrictamente natural. Llevada a cabo a base de trébol y de un complemento de pienso ecológico.

La carne es blanca y magra, ofreciendo una infinidad de posibilidades en la cocina. Especialmente elaborados para satisfacer todo tipo de gustos. Además, la recolección del caracol se realiza de manera natural, seleccionando los ejemplares que han conseguido el crecimiento óptimo para ser comercializados. De este modo, nuestros caracoles Salsa de la Abuela se han consolidado como una de nuestras principales señas de identidad.

Caracoles vivos, nuestra seña de identidad

El caracol vivo es una de las mejores opciones que puedes encontrar en la gastronomía para combinar con cualquier tipo de alimento. En su inconfundible sabor encontramos uno de los motivos por los que han acaparado tanta popularidad durante los últimos años.

Además, desde Natuco nos preocupamos para que todos nuestros caracoles estén listos para su consumo en la cocina. Únicamente con dos o tres aguas tibias puede ser más que suficiente para retirar la tierra que se encuentra en el molusco. De este modo, rápidamente podemos llenar de sabor todos nuestros platos.

Caracoles naturales, exquisitos y saludables

Los caracoles naturales han ido aglutinando una gran atención durante los últimos años. Especialmente a consecuencia del excelente sabor que proporcionan a todos nuestros platos. Todos los ejemplares han conseguido un crecimiento óptimo para poder ser utilizados en todo tipo de platos.

Junto con los caracoles vivos o los Caracoles Salsa de la Abuela, los caracoles naturales son uno de los alimentos que mayor protagonismo han acaparado durante los últimos años.

Desde Natuco contamos con una gran cantidad de opciones con las que exprimir al máximo todas las posibilidades con las que cuenta tu plato. Ríndete al mejor sabor y exprime al máximo todo su sabor.

Tempura de caracoles en adobo

tempura de caracoles

Ingredientes. Tempura de caracoles en adobo

Tempura de caracoles en adobo

  • 500 g de caracoles ya cocidos
  • ½ l de leche
  • 100 ml de vinagre
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • 250 ml cerveza muy fría
  • 1 huevo
  • 160 g harina de trigo
  • Una pizca de sal

Pan de pimentón de sifón

  • 125 g de huevo
  • 30 g harina
  • Una pizca de pimentón
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharada de caldo reducido de guiso de caracoles
  • 2 cargas de sifón

Tierra de guiso de la abuela de caracoles

  • 100 g de harina
  • 80 g de mantequilla
  • 50 g de picadillo de chorizo y jamón guisados
  • 50 g de quicos molidos
  • 30 g de harina de almortas
  • Una pizca de sal

Aire de lima

  • El jugo de dos limas y su ralladura
  • 150 ml de agua
  • 40 g de azúcar
  • 2 g de lecitina de soja

Falso caviar de lima y tomillo

  • 100 ml de zumo de lima
  • 50 ml de agua
  • 2 g de agar-agar
  • 20 g de azúcar
  • 1 cucharadita de tomillo
  • Aceite de girasol bien frío

Elaboración.

            El día de antes, preparamos la mezcla de leche, vinagre, orégano, ajo y sal, triturándolo un poco. Introducimos la carne de los caracoles para que se adoben.

            Para el pan de pimentón, mezclamos todos los ingredientes, colamos y rellenamos el sifón. Cerramos, ponemos las cargas y reservamos en refrigeración.

            El falso caviar lo realizamos mezclando bien todos los ingredientes, excepto el aceite de girasol, que mantendremos bien frío en el congelador. Llevamos a ebullición y mantenemos durante dos minutos. Colamos y dejamos que disminuya su temperatura a unos 35ºC, en cuyo momento cogeremos una cantidad de la mezcla con una jeringa e iremos vertiendo en pequeñas bolitas sobre el aceite de girasol. Continuamos hasta acabar la mezcla. Y reservamos en refrigeración.

            Para el aire de lima, mezclamos bien los ingredientes y guardamos en refrigeración.

            La tierra la haremos mezclando todos los ingredientes y amasando ligeramente. Hacemos pequeñas galletitas y horneamos a 180ºC. Dejamos enfriar y rompemos en migas.

Presentación.

            Sobre el plato disponemos una línea de tierra.

            Terminamos el pan, echando una pequeña cantidad de espuma en vasitos de plástico y horneando al microondas durante 40 segundos. Cortamos en trocitos y colocamos unas cuatro unidades sobre la línea de tierra.

            Escurrimos y enjuagamos con un poco de agua unas perlas de falso caviar y las disponemos en un extremo de la tierra.

            Terminamos los caracoles, escurriéndolos y pasándolos por la tempura, y pasar por fritura. Escurrimos sobre papel antigraso y colocamos 8 unidades sobre la tierra.

            Sacamos la mezcla del aire, batimos con una batidora, obteniendo una especie de espuma, que disponemos junto al falso caviar.

            Decoramos con algún crujiente y queda terminado.

Tempura de caracoles en adobo por el Chef: Daniel Peña Alonso

El lugar donde se crían los caracoles está situado en una finca   cuyas características  aportan unas condiciones óptimas para la cría de este molusco; se trata de un suelo calizo y húmedo, con corrientes de agua subterráneas, que aportan un microclima  ideal  para el desarrollo del caracol.

La alimentación que aportamos a los animales es estrictamente natural, a base de trébol y un complemento de pienso ecológico, elaborado con materias primas de primera calidad (soja,cebada, guisantes…) certificadas por el CAAE (Entidad de  certificación en producción ecológica). Se realizan los correspondientes controles veterinarios de forma periódica.

Croqueta de caracoles

Croqueta de caracoles

Ingredientes. Croqueta de caracoles

  • 500 g de caracoles del guiso
  • 500 ml del caldo del guiso
  • 350 ml de leche
  • 100 g de mantequilla
  • 80 g de harina
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • Sal y pimienta blanca al gusto
  • 3 huevos
  • 100 g de pan rallado
  • c.s. de harina
  • Aceite de oliva para la fritura

Elaboración.

            Sacamos los caracoles de su concha y los picamos.

            Calentamos un poco el caldo y la leche.

            En un cazo y con la mantequilla, rehogamos el ajo y la cebolla picados muy finamente. Añadimos la carne de los caracoles, e incorporamos la harina.     Una vez obtenida la roux, echamos en tres partes el líquido sin dejar de rascar bien el fondo con una varilla o espátula, para evitar que salgan grumos.

            Rectificamos con la sal y la pimienta, y seguimos hirviendo y moviendo la bechamel hasta el punto deseado.

            Vertemos sobre una bandeja. Cubrimos sobre piel con film y dejamos enfriar.

            Cuando la masa este bien fría, boleamos y empanamos.

Presentación.

            En aceite bien caliente, freímos las croquetas hasta que doren. Sacamos y escurrimos con papel absorbente, y servimos en plato.

Croqueta de Caracoles por el Chef: Daniel Peña Alonso

El lugar donde se crían los caracoles está situado en una finca   cuyas características  aportan unas condiciones óptimas para la cría de este molusco; se trata de un suelo calizo y húmedo, con corrientes de agua subterráneas, que aportan un microclima  ideal  para el desarrollo del caracol.

¿Conoces todas las propiedades de comer caracoles?

¿Conoces todas las propiedades de comer caracoles?

Históricamente ligados a la primavera, comer caracoles se ha consolidado como una parte imprescindible en nuestra gastronomía. Pero, ¿cuáles son las propiedades de comer caracoles?

todas las propiedades de comer caracoles

Derribando cualquier estacionalidad y convirtiéndose en uno de los alimentos más demandados en cualquier momento del año. Entre las múltiples razones que han consolidado a los caracoles como uno de los platos preferidos entre los españoles, se encuentra su excelente sabor y la gran cantidad de nutrientes que aporta.

Propiedades de comer caracoles

No obstante, desde Natuco hemos realizado una selección con algunos de los beneficios más importantes que se desprenden de la ingesta de este tipo de carne.

– Proteínas

Uno de los principales beneficios que se desprende de la toma de caracoles es que actúan como una fuente imprescindible de proteínas baja en calorías. Siendo una de las fuentes naturales más importante que vamos a poder encontrar en el planeta.

Es importante destacar que la ingesta de proteína es clave para construir y reparar nuestros músculos. Pese a que existe la creencia general de que los mariscos son una de las fuentes de proteínas más importantes que podemos encontrar en el planeta, la realidad es que los caracoles presentan valores mucho mayores.

– Hierro

Además de por las altas dosis de proteínas que imprime en nuestro cuerpo, también es importante señalar el papel de los caracoles y el nivel de hierro que puede llegar a proporcionar en nuestro organismo. El hierro es clave para llevar a cabo la elaboración de los glóbulos rojos en nuestro organismo y transportar energía por todo el cuerpo.

Además, la falta de hierro está íntimamente relacionada con la aparición de fatiga extrema. Así como de anemia incipiente. Siendo imprescindible poder atajar este tipo de situaciones cuanto antes para poder garantizar el equilibrio de nuestro organismo.

– Vitamina B12

La Vitamina B12 es la responsable de la producción de los glóbulos rojos, al igual que el hierro. Gracias al alto contenido que nos aportan los caracoles, este tipo de vitamina es fundamental para nuestro día a día. Además, la Vitamina B12 es necesaria para mantener el sistema nervioso saludable y para liberar la energía de todos los alimentos que ingerimos.

En todas estas situaciones, la incorporación de este elemento a nuestra dieta puede ser fundamental para garantizar los niveles que necesita nuestro organismo en todo este tipo de situaciones.

Magnesio

Por último, conviene destacar la cantidad de magnesio que los caracoles pueden llegar a proporcionarnos. El magnesio es esencial para mantener una presión arterial normal, así como para facilitar el fortalecimiento de los huesos y mantener el ritmo cardíaco regular.

Todas las propiedades de comer caracoles

Los caracoles son una de las fuentes naturales que pueden llegar a aportar una gran cantidad de magnesio a nuestro organismo.

Desde Natuco estamos especialmente comprometidos en ofrecer la máxima calidad a todos nuestros clientes. Todos nuestros caracoles están especialmente seleccionados para mantener su excelso sabor y proporcionar a tu organismo todas aquellas propiedades que necesita. ¿A qué esperas para comprar tus caracoles favoritos en nuestra web?

¡Te esperamos!

Humus de alubias y caracoles

Caracoles

Ingredientes.

  • Partimos de un guiso tradicional “de la abuela” de caracoles
  • 300 g de alubias ya cocidas
  • 300 g de caracoles del guiso
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • El zumo de ½ lima
  • ½ cucharadita de comino
  • Un pellizco de pimentón dulce
  • Una pizca de sal
  • c.s. de caldo del guiso

Elaboración.

            En el vaso de la batidora poner las alubias bien limpias, junto con el diente de ajo pelado, la sal, el comino y los caracoles limpios de su concha. Batir con la batidora.

            Añadir el zumo de lima y el aceite. Triturarlo hasta tener una mezcla que se asemeje a un puré, y añadir caldo del guiso hasta obtener la consistencia deseada.

Presentación.

            Suele hacerse en cuencos. Añadir por encima el pimentón y unas gotitas de aceite de oliva.

Humus de alubias por el Chef: Daniel Peña Alonso

El lugar donde se crían los caracoles está situado en una finca   cuyas características  aportan unas condiciones óptimas para la cría de este molusco; se trata de un suelo calizo y húmedo, con corrientes de agua subterráneas, que aportan un microclima  ideal  para el desarrollo del caracol.

Ceviche de caracoles.

Ceviche de caracoles

Ingredientes.

  • Una pizca de pimienta
  • 1 Kg de caracoles ya cocidos
  • 1 cebolla morada cortada en juliana
  • Unas ramas de cilantro picado
  • c.s. de ají amarillo
  • 12 limas
  • Pizca de sal
  • 3 cucharadas de caldo de los caracoles
  • 1 cucharada de leche de coco
  • 1 boniato
  • c.s. de choclos para acompañar

Elaboración.

            Exprimir lo primero las limas para extraer su jugo. Reservarlo.

            Mezclar los caracoles sacados de sus conchas, con el ají amarillo, el caldo, la leche de coco y el cilantro. Colocar también la cebolla morada y el ajo machacado. Dejarlo reposar para que se marine bien y se impregne de todos los sabores.

            Salpimentar al gusto, y verter el zumo de lima por todo el plato de manera que quede todo bien cubierto. Guardar en cámara.

Presentación.

            Servir en plato, acompañado de choclos y dados de boniato asado y caramelizado con mantequilla y azúcar.

Receta de Daniel Peña Alonso.

Sobre nuestros caracoles:

La alimentación que aportamos a los animales es estrictamente natural, a base de trébol y un complemento de pienso ecológico, elaborado con materias primas de primera calidad (soja,cebada, guisantes…) La carne es blanca y magra ofreciendo infinidad de posibilidades en la cocina.

El lugar donde se crían los caracoles está situado en una finca   cuyas características  aportan unas condiciones óptimas para la cría de este molusco; se trata de un suelo calizo y húmedo, con corrientes de agua subterráneas, que aportan un microclima  ideal  para el desarrollo del caracol.

La alimentación que aportamos a los animales es estrictamente natural, a base de trébol y un complemento de pienso ecológico, elaborado con materias primas de primera calidad (soja,cebada, guisantes…) certificadas por el CAAE (Entidad de  certificación en producción ecológica). Se realizan los correspondientes controles veterinarios de forma periódica.

La recolección del caracol se realiza de forma manual para así seleccionar los ejemplares que han conseguido el crecimiento óptimo para ser comercializados.

Ceviche de caracoles por el Chef: Daniel Peña Alonso